Hoy en día, los pilotos de carreras son personas que gozan de un reconocimiento mundial, grandes lujos o una alta popularidad, pero esto no siempre ha sido así. En otros tiempos, los pilotos eran diferentes, siendo muchos de ellos héroes dentro y fuera de la pista. Este es el caso de de Robert Benoist, un valeroso a la par que talentoso piloto francés, que lucharía tanto en la primera como en la segunda guerra mundial siendo un héroe en ambas.

Robert Benoist, nacería el 20 de marzo de 1895 en Rambouillet, Île-de-France. Apasionado desde joven por el mundo del motor y la mecánica, empezó su carrera con 13 años, cuando fue contratado como aprendiz de Grégoire, donde permaneció cuatro años. Luego se convierte en agente comercial de la firma Unic. Sus primeras carreras, seria pilotando una modesta bicicleta.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (2)

Con el estallido de la primera guerra mundial en 1914. Un jovencísimo Robert Benoist de tan solo 19 años, era llamado a filas. Su primer destino, seria 131º regimiento de infantería. Con el avance de la guerra, solicitaría su traslado la incipiente aviación militar. Demostró una gran inteligencia y un valor fuera de toda duda. Gracias a sus grandes aptitudes como piloto, realizaría de excelente todas las tareas que se le fueron encomendadas, ya fuese un reconocimientos aéreo a un combates cuerpo a cuerpo. Durante su estancia en el ejército acumularía unas veinte mil horas de vuelo, lo que le permitiría desarrollar su siguiente labor, que sería convertirse en instructor de vuelo,  al final del conflicto armado. Posiblemente buscando la emoción posguerra, oriento su vida hacia los automóviles. En esa época, algunos aviadores probarían fortuna en el automovilismo como Voisin, Salmson o Farman. Benoist se unió a la compañía de automóviles de Marçay como piloto de pruebas, con un automóvil de esta marca, tomaría la salida en la Grand Critérium international de tourisme Paris-Nice de 1921, prueba que ganaría. En 1922, ganó el Junior Car Club Cyclecar “200” de Brooklands, y el Gran Premio de la UMF (la Unión de Motociclismo de Francia) y el de Cyclecars Le Mans.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (3)

Tras este periodo, se pasaría a Salmson. Al volante de sus cyclecars, participo en el primer Bol d’Or, en mayo de 1922, en el circuito de Vaujours, donde se clasifico en segundo lugar, detrás de un Amilcar pilotado por Morel. Al año siguiente, volvería competir en la Bol d’Or, al volante de Salmson L4, esta vez en el circuito de Saint-Germain, donde se adjudicaría el triunfo de su categoría. Luego ganaría el Gran Premio de Cyclecars Milán y Gran Premio de la UMF. También se aseguraría una senda de podios en los Trofeo de Armangue, el Gran Premio de Suiza, el Gran Premio MCF, el Gran Premio de San Sebastián y el Gran Premio de Boulogne.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (4)

Probablemente, gracias a su experiencia previa en la aviación, le proporciono los reflejos y el gusto por el riesgo. Sumado a su talento innato, aprendía deprisa y demostraba rápidamente. Gracias a su exitosa carrera con los cyclecar Salmson, le conduciría a firmar con Delage, quien se encontraba formado su equipe de pilotos para la temporada de 1924. Asi R. Benoist, se unió a un conjunto de figuras como Thomas, Divo, Morel y Bourlier. En aquel momento Delage, contaba con el talentoso ingeniero Lory, que crearía automóviles realmente excepcionales. De la mano de Delage, debutaría en las carreras de montaña, que gozaban de gran popularidad por aquella época, los Delage se mostraron  coches mucho mayor potencial que los Salmson de sus inicios. Louis Delage, tenía en alta consideración a R. Benoist, puesto que era consciente de su gran potencial como piloto. Esto le llevaría a ofercer un asiento para disputar su primer gran premio disputado en Lyon. Al volante del nuevo Delage, R. Benoist lograría obtener una sobresaliente tercera posición final en su debut. Este sería el punto de inflexión que marcaria el comienzo de la carrera internacional.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (5)

Su primera victoria, tuvo lugar al año siguiente en el XVIV Grand Prix de l’A.C.F disputado en el circuito de Montlhéry. Formando equipo con Albert Divo al volante de un Delage 2LCV, lograrían imponerse a los más destacado competidores de la época. Esta sería la carrera, donde lamentablemente perdería la vida Antonio Ascari, el gran campeón italiano. Benoist tendría un gran gesto de respeto, pues tras la entrega de premios, fue la pista para depositar su ramo de flores en el lugar donde A. Ascari tuvo el accidente fatídico accidente al volante de un Alfa Romeo. Tan solo unos meses después, obtendría un segundo puesto en el Gran Premio de San Sebastián.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (6)

Desgraciadamente, los éxitos no acompañarían en las grandes citas de 1926, exceptuando la victoria, en Gjersjoen, Noruega. Donde demostraría un completo dominio de su Delage sobre las la nieve y hielo noruego. A esto habría que sumar dos terceras posiciones en los Grandes Premios de España celebrado en Lasarte y el Gran Bretaña disputado en Brooklands. Todo esto le serviría para preparar la del año 1927, llena de éxitos. Al volante de un Delage 155B, lograría obtener cuatro victorias en los Grandes Premios de Francia, España, Italia y Gran Bretaña. Gracias a esto Delage conseguiría el titulo mundial de constructores, no asi el mundial de pilotos puesto que todavía no existía en aquel momento. Al ser el único piloto que alguna vez ha ganado todos estos Grand Prix en el mismo año, lo que le valió la Legión de Honor. No podría repetir su estancia en Delage terminaría ese año debido a los graves problemas financieros que impidieron que la marca pudiera continuar su programa deportivo. Benoist fue contratado como director de Garage Banville representante exclusivo en parís de Bugatti. Participa ocasionalmente con el equipo de Bugatti, donde disputaría el Gran Premio de España, que tuvo lugar en San Sebastián, obteniendo un segundo lugar.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (7)

Al no disponer de una marca fija para correr, disputaría las 24 Horas de Le Mans de 1928, al volante de un Itala Tipo 61 S, con el que lograría cruzar la meta en octava posición. Un año más tarde, en 1929, junto a Attilio Marinoni, conquistaría las 24 Horas de Spa, a bordo de un Alfa Romeo 6C 1750 oficial, al final de esa temporada decidiría retirarse. Tras este periodo, Benoist comenzó a trabajar con Bugatti, pero de una forma mucho más serena y  fructífera puesto que se hizo cargo de la dirección comercial de la firma de Molsheim. En sus horas libres, Benoist, corría a ponerse al volante de cualquiera de los coches de la firma. Haciendo su regreso en 1934 de la mano de Bugatti, con el cual obtendría un cuarto puesto en el Grand Prix de l’A.C.F. Pronto es nombrado director del departamento de competición y comienza a trabajar en el proyecto de Le Mans de la compañía. En 1935, ganó el Grand Prix de Picardie, luego en 1936 terminó segundo en el Grand Prix de la Marne y el Grand Prix Comminge. Tambien lograría cuatro récords internacionales en circuito de Montlhéry al volante de un Bugatti, establecería diversos records de distancia y tiempo.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (8)

Al año siguiente, formando equipo con Jean Pierre Wimille, que era doce años más joven que él al volante de un Bugatti Type 57G “Tank”. A pesar del aguacero que reducida muchísimo la visibilidad durante la noche lograría obtener la victoria en las 24 horas de Le Mans de 1937, adjudicándose también  la victoria en el índice de rendimiento. Esta sería su última carrera y victoria puesto que tras terminarla, R. Benoist decidiría retirarse de las competiciones, pero continuaría liderando el departamento de carreras de Bugatti hasta que se le llamó a la Fuerza Aérea Francesa. Además de trabar una amistad con Jean-Pierre Wimille, R. Benoist se había hecho muy amigo de otro piloto de Gran Premio, William Grover-Williams.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (9)

Cuando comenzaron las hostilidades hacia Francia y la ocupación,  los tres decidieron huir a Inglaterra donde se unieron al Special Operations Executive como agentes secretos, con la intención de regresar a Francia para ayudar a la Resistencia francesa. Su primera misión comenzaría cuando fue lanzado en paracaídas en Francia, esta consistía en ayudar a organizar células de sabotaje con William Grover-Williams. En junio de 1943, la red  de resistencia se colapsa en París, con la detención de sus líderes, Francis Suttill “Prosper”, “Archambault” Gilbert Norman y Andrée Borrel “Denise”. Esto llevaría a la caída de gran cantidad de agentes de la resistencia, el 1 de agosto, el hermano de R. Benoist, Maurice, fue arrestado en su casa de París. Al dia siguiente, la casa de Benoist es saqueada por la Gestapo. Su esposa, su padre, el personal de casa y W. Grover-Williams es arrestados y enviado al campo de concentración de Sachsenhausen donde sería ejecutado. El dia 4, Robert Benoist seria arrestado en París, para ser traslado a la sede de la Gestapo. Afortunadamente logra zafarse de sus captores, gracias a que salta del vehículo en marcha. Durante un tiempo se mantiene oculto gracias a la colaboración de su secretaria. La noche del 19 al 20, logra escapar de Francia a bordo de un avión Hudson, que toma cerca de Angers.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (10)

Su coraje y ganas de luchar le llevan a regresar de nuevo a Francia en una segunda misión. Para de nuevo establecer una red de sabotaje en Nantes. Escasos días después, la gestapo vuelve a detenerle, de nuevo logra huir de sus captores, escapando de nuevo a Inglaterra, solicitando volver a unirse a la resistencia lo antes posible. Esta oportunidad llevaría el 3 de marzo de 1944, cuando volvería a Francia junto a Denise Bloch. Realiza sus primeras misiones, para después volver a los suburbios de Paris donde intenta organizar una nueva red de espionaje que incorporaría a su viejo amigo Jean-Pierre Wimille. Durante un tiempo esta red de sabotaje funciona de manera bastante eficiente. Lamentablemente todo esto se acaba cuando el 18 de junio es arrestado, cuando regresaba a su casa, en París. Al día siguiente, en Sermaise, Denise Bloch es arrestada junto con otros cinco miembros del grupo; tan solo Jean-Pierre Wimille logra escapar.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (11)

Desafortunadamente, esta vez Robert Benoist no lograría escapar de sus captores, siendo deportado a campo de concertracion de Buchenwald, donde por desgracia el 10 de septiembre de 1944, es ejecutado por los nazis. No le esperaría mejor destino a Denise Bloch, que también seria ejecutado en campo de Ravensbrück en 1945.

Robert_Benoist_Motorhistoria.com (12)

Acabada en la guerra, a R. Benoist se le homenajea durante la primera carrera de automóviles que se organizo en Francia tras la guerra, en 1945, que se denomino “Copa Robert Benoist”. A las otras dos carreras de la misma competición se las llamo “Copa de la Liberacion” y “Copa de los Prisioneros”. Así terminaba la historia de este olvidado, pero gran piloto al que ofrezco así mi pequeño homenaje, para reconocer su historia y triunfos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *