La historia del automóvil, está marcada por personajes como nuestro protagonista de hoy, Frank Williams, que a base de luchar hasta la extenuación por lograr cumplir sus sueños de competir y fundar una escudería. Nadie se podría imaginar que casi cincuenta años después de su debut en F1, Frank Williams se convertiría en una de las personas más respetadas e importante de la Formula Uno. Además de fundar una escudería que se convertiría cuarenta años después en una de las más laureadas de la historia. A lo largo de todos esos años, su determinación y su tenacidad serian un ejemplo a seguir por todos.

Su historia comenzaría el 16 de abril de 1942 en South Shields, County Durham, localidad donde nacería Francis Owen Garbett Williams. Su padre, piloto en la Royal Air Force y su madre era profesora. El joven Frank Williams, pasó la mayor parte de su infancia en el internado de St. Joseph’s College, en Dumfries, Escocia. Seria donde aprendería el rigor, la disciplina y la fuerza del trabajo, que le modelarían para siempre su carácter y su destino. Al finalizar los estudios, el joven F. Williams comenzó a trabajar como mecánico en un concesionario de automóviles y luego como representante de ventas para Campbell Soup Company. Pero siempre manteniendo viva la gran pasión por el automovilismo y por la competición, con la que soñada desde la adolescencia. A inicio de los años sesenta, compro un viejo Cooper F3, que llevaba a los circuitos para alquilarlo a los pilotos que no disponían de uno propio. Paralelamente a esta actividad, vendía piezas de recambio de segunda mano.

Frank Williams

Gracias a todos estos trabajos, lograría obtener los fondos suficientes como para poder disputar sus primeras carreras, primero al volante de un Austin A35 y posteriormente al volante de un Austin A40. Estas participaciones, se caracterizaban siempre por una importante falta de recursos para poder ser competitivo frente a sus rivales. Durante esos años, conocería a otros dos pilotos debutantes, Jonathan Williams y Piers Courage con los que entablaría una importante amistad. Los tres recorrerían los circuitos de carreras de Europa con su Volkswagen Combi. Habitualmente, el encargado del mantenimiento y la puesta a punto, era Frank Williams que  pilotaba de manera ocasional. Para su desgracia, los resultados obtenidos en las carreras obtuvo fueron bastante mediocres, sumando tan solo un éxito la victoria en Knutsdorp, en Suecia al volante de un Formula 3.

Su negocio de venta de automóviles de carreras crecía día a día en gran medida gracias a su sentido de la organización, lo que le permitió empezar a ganarse un nombre dentro del ese mundo. Llenado a convertirse en el hombre de confianza del futuro campeón del mundo Jochen Rind, al que le vendería un Brabham de F2. En 1967, puso fin a su aventura como piloto de competición para centrarse en su creciente negocio, lo que lleva a F. Williams a fundar su propia empresa, denominada Frank Williams Racing Cars Ltd., situada en Slough. En octubre de 1967, Frank Williams Racing Cars, comenzaría su aventura en competición con una carrera de Fórmula 3 disputada en Brands Hatch, en esta carrera competirían con un Brabham BT21 con P. Courage al volante. Al año siguiente, Williams lo intentaría en la Fórmula 2 de nuevo con P. Courage como piloto. Al mismo tiempo, continuaría compitiendo en la Fórmula 3.

La posibilidad de competir en la Formula Uno, surgiría en 1969, cuando F. Williams compro un Brabham BT26, para prepararlo para competir por primera vez en la Formula Uno. Para este desafío, F. Williams se recurriría de nuevo a P. Courage, ya que era consciente de todo el potencial que mostraba el joven piloto británico. Esta opción, se demostraría de lo más acertada pues lograría dos segundas posiciones en los Grandes Premios de Mónaco y de los Estados Unidos. Lo que resultaban unos resultados de lo más prometedores para la incipiente escudería Williams.

La siguiente temporada, se establecería una relación entre Williams y el fabricante Italiano De Tomaso, para disputar el mundial con el recién presentado De Tomaso 505/38 que había sido diseñado por Gian Paolo Dallara. El monoplaza, se convirtió en una autentica pesadilla pues no era competitivo y cuando lo era, sufría de graves problemas de fiabilidad. El momento más dramático de la temporada llegaría en el GP de Holanda disputado en Zandvoort, donde P. Courage encontró la muerte tras un fatídico accidente.​ Aquel día, trastocaría para siempre a F. Williams, que perdería a su mejor amigo. Tras esta esto, tomaría la determinación de no volver a entablar amistad con ninguno de sus pilotos.

Para Williams empezaría una época de vacas flacas, acribillado por los acreedores durante años. Tras romper la relación con De Tomaso, buscaría un nuevo aliado con el que poder competir. Se tomaría la decisión de apostar por la británica March Engineering, pero debido a la falta de desarrollo, no podían hacer milagros, tan solo sobresaldría la actuación de Henri Pescarolo en el Gran Premio de Gran Bretaña, donde se quedaría a las puestas del podio, con una cuarta posición final.

Esta situación, llevaría a F. Williams a pensar en la idea de que para ser competitivo, la única solución posible era construir su propio monoplaza. Esto sería posible en 1972, gracias a Politoys, que financiara el proyecto. Sin embargo, los recursos financieros que invirtió Politoys fueron insuficientes y el Politoys FX3 haría un lamentable debut en el Gran Premio Gran Bretaña, donde sufriría un accidente debido a un fallo en la dirección que le causaría serios daños al monoplaza.

La retirada a finales de temporada del patrocinio de Politys, obligaría a buscar nuevos socios que le proporcionases un fuerte respaldo económico. Estos apoyos, lo encontraría en el gigante de los cigarrillos Marlboro y en el pequeño fabricante italiano Iso Autoveicoli SpA. Con esta inversión, se modificaría el Politoys FX3 para convertirlo en el Iso-Marlboro FX3B, además se construye un segundo monoplaza que le permitiese disputar el mundial con dos pilotos. A mediados de la temporada se presentaría el Iso-Marlboro IR, pues el FX3B se había quedado obsoleto.

Tanto Iso Rivolta como Marlboro se fueron antes de la temporada de 1974, dejando a Williams con problemas financieros. Los dos chasis IR se conservaron, convenientemente rediseñó para convertirlo en el Williams FW01 que continuaría evolucionando en el Williams FW02 y Williams FW03 hasta la creación del nuevo FW04 en 1975.

Sin embargo, la escudería continuaba teniendo problemas económicos, lo que lo llevaría a aceptar la propuesta de asociación  del millonario canadiense Walter Wolf, lo que le permitiría mejorar las cuentas de la escudería. En 1976, compraron varios coches a la escudería Hesketh con los que poder participar en las carreras. W. Wolf se hizo con el control de Williams a finales de esa temporada, comenzando a compitiendo con su propio nombre. Lo que obligaría a F. Williams a empezar de cero y para ello hizo competir con un March 761.

El éxito comenzaría al año siguiente, cuando Frank Williams encontró socios varios inesperados como Saudia Airlines y TAG (Techniques d’Avant Garde). Gracias a este apoyo financiero, se fundaría la Williams Grand Prix Engineering, esta escudería se trasladaría a unas nuevas instalaciones, en Didcot. Uno de los pilares de la construcción de esta nueva escudería, seria Patrick Head, que formaba parte de Williams desde finales de 1975, en la época de Wolf. P. Head que no solo abandonaría en los momentos duros, sino que rápidamente convertiría en uno de sus principales accionistas. Además crearía el FW07, un monoplaza convencional pero terriblemente eficaz.

En dos temporadas, Williams pasó de estar en la cola de la parilla a lo más alto, pues gano cinco carreras en 1979 y obteniendo la segunda posición en el Campeonato de constructores. Tan solo un año más tarde, conseguiría los títulos Campeón del Mundo de Constructores y de pilotos con Alan Jones, en ese momento Williams pasaría a ser el rival a batir, logrando un nuevo título de constructores en 1981.

Durante los años ochenta F. Williams conseguiría asociarse con los mejores constructores de motores del momento como Honda,  el que mantendría una fructífera relación desde 1984 a 1987 que le aportaría dos títulos mundiales de constructores. Uno de los peores momentos personales, llegaría en 1986 cuando sufriría un accidente de tráfico a bordo de Ford Sierra cuando volvía de un test del equipo en el circuito Paul Ricard. Debido a las graves lesiones que sufriría, se vería postrado a una silla de ruedas que no quebrantaría jamás su espíritu trabajador. Poco después la reina Isabel II le concedería a Frank Williams la Orden del Imperio Británico y le concedería el título de Sir.  

Gracias al Gran trabajo de F. Williams, lograría un acuerdo con Renault, que le reportaría el periodo de mayor esplendor de la escudería. Esta relación se extendería de 1989 a 1997 y le aportaría a la escudería otros cinco títulos de constructores y los convertiría en el rival a batir en el mundial de Fórmula Uno durante prácticamente una década. En esa época pasarían por la escudería los mejores pilotos del momento como Nigel Mansell,  Damon Hill o Ayrton Senna que lamentablemente sufriría su accidente mortal a bordo de un Williams en 1994.

Tras la ruptura de la relación con Renault, Williams atravesaría un mal momento, con tres temporadas sin ninguna victoria, pero tras la asociación con BMW en el años 2000 volvería a encontrar la senda de la victoria tan solo un año después, aunque esta relación se rompería cuando BMW compro la escudería Sauber para hacer su propia escudería. Este sería un nuevo revés para F. Williams, pero de nuevo ser repondría para sobrevivir en el competitivo mundial, con una alianza con Toyota viviendo un largo periodo de transición donde no es capaz de luchar por las victorias.

Finalmente en 2012, F. Williams anunció que dejaría Williams F1 y sería reemplazado por su hija Claire, aunque se mantendría en el equipo en el rol de Team Principal. Claire Williams continuaría así con el legado de F. Williams y gracias al acuerdo con Mercedes-Benz la escudería volvería a recuperar parte de su competitividad sumando diversos pódiums en los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *